Los federales advierten a los padres no utilicen los asientos reclinables para bebés La-La-Me debido al riesgo de asfixia

Advertencia federal no usar asientos reclinables para bebés La-La-Me debido al riesgo de asfixia

Se aconseja a los padres y cuidadores que dejen de usar de inmediato los asientos infantiles La-La-Me porque representan un riesgo de asfixia y caídas para los bebés.

La Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de los Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés) emitió la advertencia el jueves. Señaló que los asientos no cumplen con la Norma de Productos para Dormir Infantiles por varias razones.

El vendedor del producto, La-La-Me de Bellmore, Nueva York, no ha aceptado hacer un retiro del mercado.

Entre los problemas de seguridad citados por la CPSC se encuentran: la falta de un soporte para el asiento y el incumplimiento de los requisitos de altura lateral, aberturas laterales de tela, marcas, etiquetado y literatura de instrucciones.

Tanto el asiento como su embalaje carecen de una etiqueta de seguimiento con la fecha de fabricación, que es obligatoria para los productos infantiles, según la CPSC.

Se insta a los consumidores a dejar de usar el producto de inmediato, cortar la tela y desecharlo.

Los productos se anunciaban como “asientos para recién nacidos orgánicos”. Se vendieron en telas estampadas y colores sólidos, incluyendo beige, rosa, azul y blanco, por un precio de $60 a $130. La palabra LaLaMe está impresa en una etiqueta adjunta.

Aunque la Norma de Productos para Dormir Infantiles se aplica a los productos fabricados después del 23 de junio de 2022, la CPSC insta a las empresas a considerar no vender productos para dormir infantiles no conformes, incluso con una fecha de fabricación anterior.

El mejor lugar para que un bebé duerma es en una superficie firme y plana, en una cuna, moisés o corralito, recordó la CPSC a los padres y cuidadores.

Solo use una sábana ajustada. Nunca agregue mantas, almohadas, protectores acolchados para cunas u otros elementos al entorno de sueño de un bebé.

Los bebés siempre deben dormir boca arriba. Aquellos que se duerman en una posición inclinada o vertical deben ser trasladados a un entorno de sueño seguro con una superficie firme y plana, como una cuna, moisés o corralito, según la CPSC.

Más información

La Academia Americana de Pediatría tiene más información sobre cómo mantener a un bebé seguro mientras duerme.

FUENTE: Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de los Estados Unidos, comunicado de prensa, 10 de agosto de 2023

PREGUNTA