AHA Noticias ¿Estás obteniendo suficientes ácidos grasos omega-3?

AHA Noticias ¿Obtienes suficiente omega-3?

Los ácidos grasos omega-3 desempeñan un papel importante en la salud del corazón y del cerebro. Se han relacionado con un sistema inmunológico más fuerte, una reducción de la inflamación y una disminución de la presión arterial y los triglicéridos, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas y deterioro cognitivo.

Pero la mayoría de las personas en los Estados Unidos no incluyen suficiente omega-3 en sus dietas.

“El consumo en los Estados Unidos es increíblemente bajo”, dijo Ann Skulas-Ray, profesora asistente en la Escuela de Ciencias Nutricionales y Bienestar de la Universidad de Arizona en Tucson.

Hay tres tipos principales de ácidos grasos omega-3: ácido alfa-linolénico, o ALA; ácido docosahexaenoico, o DHA; y ácido eicosapentaenoico, o EPA. El cuerpo humano puede convertir pequeñas cantidades de ALA en EPA y DHA, pero la principal forma en que las personas aumentan sus niveles es consumiendo alimentos y suplementos que contienen omega-3. Sin embargo, los datos de encuestas sugieren que los adultos en los Estados Unidos suelen consumir muy poco EPA y DHA, con un consumo promedio de alrededor de 0.1 gramo al día.

Las agencias de salud de los Estados Unidos no ofrecen pautas sobre cuánto EPA y DHA debe incluir una persona en su dieta diaria. Sin embargo, existen recomendaciones para el consumo diario de ALA, basadas en la edad y el sexo. La Academia Nacional de Medicina recomienda que los hombres consuman 1.6 gramos de ALA al día y 1.1 gramos al día para las mujeres. Las personas embarazadas o lactantes necesitan más.

El ALA se encuentra en las nueces y algunos aceites vegetales, como el lino, la soja y el canola. El EPA y el DHA son abundantes en los ostiones y en pescados grasos como el salmón, las sardinas, la caballa, el arenque, la trucha de lago y el atún blanco. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer dos porciones de pescado, especialmente pescado graso, por semana para ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Dos porciones equivalen a 6 onzas cocidas.

Las personas idealmente deben obtener sus nutrientes de los alimentos. Pero los suplementos dietéticos, como el aceite de pescado, son otra forma en que las personas pueden consumir estas grasas saludables, especialmente si no comen pescado. Un aviso científico de la AHA en 2017 dijo que los suplementos de aceite de pescado omega-3 pueden reducir ligeramente el riesgo de morir después de un fallo cardíaco o un ataque cardíaco reciente, pero no previenen las enfermedades cardíacas.

La AHA emitió un aviso científico separado en 2019 diciendo que 4 gramos al día de suplementos de aceite de pescado recetados eran una forma segura y efectiva de reducir los triglicéridos, el tipo más común de grasa en el cuerpo, en personas con niveles elevados. El mismo aviso advirtió a los consumidores que no tomen suplementos no regulados.

Y un análisis de 2022 publicado en el Journal of the American Heart Association encontró que consumir 3 gramos al día de EPA y DHA, ya sea en forma de alimentos o suplementos, puede ser la dosis ideal para ayudar a reducir la presión arterial. Alrededor de 4 a 5 onzas de salmón del Atlántico proporcionan 3 gramos de ácidos grasos omega-3. Las dosis de suplementos de aceite de pescado pueden variar, pero generalmente proporcionan alrededor de 0.3 gramo por pastilla.

Un nuevo análisis, publicado en junio en JAHA, encontró que tomar más de 2 gramos al día de DHA y EPA combinados en forma de suplemento puede reducir los triglicéridos y el colesterol no HDL, pero no el colesterol LDL. El nivel de colesterol no HDL es el colesterol total de una persona menos su HDL, el colesterol “bueno” que ayuda al cuerpo a deshacerse de parte del LDL perjudicial.

PREGUNTA

“Las personas con niveles altos de colesterol LDL necesitan buscar medicamentos alternativos, como las estatinas, para reducir el nivel de colesterol LDL en sangre”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Xinzhi Li, profesor de farmacia en la Universidad de Ciencia y Tecnología de Macao en China.

Los suplementos de omega-3 pueden ser especialmente beneficiosos para las personas con sobrepeso u obesidad, según muestran los nuevos hallazgos.

Debido a que los adultos en los Estados Unidos generalmente no obtienen la cantidad diaria recomendada de ácidos grasos omega-3, “cualquier cantidad de suplemento tiene el potencial de ayudar, incluso si no reduce los triglicéridos”, dijo Skulas-Ray, quien fue la autora principal del aviso de la AHA en 2019.

“Para la persona promedio, tomar suplementos dietéticos realmente corrige la casi ausencia de EPA y DHA en la dieta estadounidense”, dijo. “Los suplementos dietéticos son una opción completamente viable para las personas que no consumen pescado graso”. Las personas deben hablar primero con un profesional de la salud antes de comenzar un nuevo suplemento.

Dosificaciones bajas pueden ser menos propensas a reducir los triglicéridos, dijo, “pero aún así vale la pena tomarlos porque las personas no están obteniendo suficiente. Ayudan a apoyar una función inmunológica óptima, el bienestar y el envejecimiento. Y ese es realmente el objetivo”.

American Heart Association News cubre la salud del corazón y el cerebro. No todas las opiniones expresadas en esta historia reflejan la posición oficial de la American Heart Association. Los derechos de autor son propiedad o están en manos de la American Heart Association, Inc., y todos los derechos están reservados.

Por Laura Williamson, American Heart Association News