Niveles bajos y normales de oxígeno en la sangre Lo que necesitas saber

Bajos y normales niveles de oxígeno en la sangre información clave

El nivel de oxígeno en la sangre es la cantidad de oxígeno circulante en la sangre. Los médicos consideran que los niveles de oxígeno son bajos cuando están por debajo de 60 milímetros de mercurio (mm Hg). Puede haber falta de aliento, mareos y otros síntomas.


Los niveles de oxígeno en la sangre suelen estar entre 75 y 100 mm Hg. Si caen por debajo de 60 mm Hg, puede no haber suficiente oxígeno llegando a los órganos vitales del cuerpo. Esto puede provocar una serie de síntomas.

El cuerpo monitorea de cerca los niveles de oxígeno en la sangre para mantenerlos dentro de un rango específico, de manera que haya suficiente oxígeno para las necesidades de cada célula.

El nivel de oxígeno en la sangre de una persona indica qué tan bien el cuerpo distribuye el oxígeno desde los pulmones hasta las células, y puede ser importante para la salud de las personas.

Niveles normales y bajos de oxígeno en la sangre

Compartir en Pinterest
Hiraman/Getty Images

Un nivel saludable de oxígeno en la sangre varía entre 75 y 100 milímetros de mercurio (mm Hg).

Cuando los resultados de una prueba de gases en la sangre arterial (ABG, por sus siglas en inglés) revelan un nivel de oxígeno por debajo de 60 mm Hg, la comunidad médica lo considera bajo. En algunos casos, las personas con estos resultados pueden requerir suplementos de oxígeno.

Un nivel de oxígeno en la sangre que es demasiado bajo en comparación con el nivel promedio de una persona sana puede ser un signo de una condición conocida como hipoxemia. Esto se desarrolla cuando el cuerpo tiene dificultades para entregar oxígeno a todas sus células, tejidos y órganos.

Saturación de oxígeno

La saturación de oxígeno se refiere al porcentaje de oxígeno en la sangre de una persona. Los profesionales médicos a menudo utilizan un dispositivo llamado oxímetro de pulso tanto para una prueba rápida como para el monitoreo continuo. El dispositivo se puede colocar en la punta del dedo de la persona.

Un nivel saludable de saturación de oxígeno oscila entre el 95% y el 100%. Si los niveles de una persona descienden por debajo de este rango, pueden experimentar síntomas asociados con la falta de oxígeno, como dificultad para respirar y confusión.

¿Cómo se mide el nivel de oxígeno en la sangre?

Una prueba de ABG es una forma común de monitorear los niveles de oxígeno en la sangre. Esta prueba implica tomar una muestra de sangre de una arteria, generalmente en la muñeca. Este procedimiento es muy preciso, pero puede ser un poco doloroso.

Los médicos realizan pruebas de ABG en un hospital. Sin embargo, las personas pueden hacerse la prueba en casa utilizando un pequeño dispositivo conocido como oxímetro de pulso. Una persona no puede realizar una prueba de ABG en casa.

Un oxímetro de pulso es una pequeña pinza que se coloca generalmente en un dedo, aunque también funciona en una oreja o un dedo del pie. Mide el oxígeno en la sangre de forma indirecta mediante la absorción de luz a través del pulso de una persona.

Aunque la prueba del oxímetro de pulso es más fácil, rápida y menos dolorosa que la prueba de ABG, no es tan precisa. Varios factores pueden interferir con los resultados, incluyendo:

  • dedos sucios
  • luces brillantes
  • tonos de piel más oscuros
  • esmalte de uñas
  • mala circulación en las extremidades

Aprende cómo elegir el mejor oxímetro de pulso para comprar.

Síntomas de niveles bajos de oxígeno en la sangre

Los niveles bajos de oxígeno en la sangre pueden provocar una circulación anormal y causar los siguientes síntomas:

  • falta de aliento
  • dolor de cabeza
  • inquietud
  • mareos
  • respiración rápida
  • dolor en el pecho
  • confusión
  • presión arterial alta
  • falta de coordinación
  • trastornos visuales
  • sensación de euforia
  • latidos cardíacos rápidos

Aprende más sobre los síntomas de la mala circulación.

Causas de bajos niveles de oxígeno en la sangre

El término médico para los bajos niveles de oxígeno en la sangre es hipoxemia. Puede ocurrir debido a:

  • insuficiencia de oxígeno en el aire
  • incapacidad de los pulmones para inhalar y enviar oxígeno a todas las células y tejidos
  • incapacidad del torrente sanguíneo para circular hacia los pulmones, recoger oxígeno y transportarlo por todo el cuerpo

Condiciones que pueden llevar a la hipoxemia

Varias condiciones médicas y situaciones pueden contribuir a los factores mencionados anteriormente, incluyendo:

  • asma
  • enfermedades cardíacas, incluyendo enfermedad cardíaca congénita
  • gran altitud
  • anemia
  • COVID-19
  • enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)
  • enfermedad pulmonar intersticial
  • enfisema
  • síndrome de distrés respiratorio agudo (SDRA)
  • neumonía
  • obstrucción de una arteria en el pulmón
  • fibrosis pulmonar, o cicatrización y daño en los pulmones
  • presencia de aire o gas en el pecho que hace que los pulmones colapsen
  • exceso de líquido en los pulmones
  • apnea del sueño, que implica interrupciones de la respiración durante el sueño
  • ciertos medicamentos, incluyendo algunos narcóticos y analgésicos

Cuándo contactar a un médico

Las personas deben contactar a un médico si:

  • experimentan falta de aliento grave y repentina
  • experimentan falta de aliento en reposo
  • tienen falta de aliento grave que empeora durante el ejercicio o la actividad física
  • despiertan repentinamente con falta de aliento o sensación de ahogo
  • se encuentran a gran altitud y experimentan falta de aliento grave con tos, palpitaciones rápidas y retención de líquidos

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para los niveles bajos de oxígeno en la sangre incluyen oxígeno suplementario. Los médicos pueden administrar terapia de oxígeno en una consulta o pueden recetar o recomendar el uso de terapia de oxígeno en el hogar (TOH).

Hay una variedad de dispositivos disponibles para administrar y monitorear la TOH, pero algunos requieren receta médica.

Las personas pueden realizar ajustes en su estilo de vida para reducir los síntomas de los niveles bajos de oxígeno, así como mejorar su salud general y calidad de vida. Los cambios que probablemente sean beneficiosos incluyen:

  • dejar de fumar
  • evitar el humo de segunda mano
  • consumir una dieta nutritiva que incluya abundantes frutas, granos integrales, proteínas magras y verduras
  • hacer ejercicio regularmente

Aprenda más sobre cómo seguir una dieta equilibrada.

Pronóstico

Existen muchas condiciones que pueden causar niveles bajos de oxígeno en la sangre. Tratar la condición subyacente responsable generalmente mejora los niveles de oxígeno en la sangre.

Las personas que viven con enfermedades pulmonares crónicas, como la EPOC, y aquellas que contraen COVID-19 pueden necesitar un monitoreo regular de los niveles de oxígeno en la sangre.

Las personas con niveles bajos de oxígeno en la sangre también pueden realizar cambios en su estilo de vida, como ajustar sus hábitos alimenticios y de ejercicio. Estos cambios, junto con la terapia de oxígeno, podrían ayudar a una persona a aumentar sus niveles de saturación de oxígeno.

Resumen

El nivel de oxígeno en la sangre de una persona se refiere a la cantidad de oxígeno circulante en su sangre. Una persona puede medir los niveles de oxígeno en la sangre utilizando un pulsioxímetro. En un pulsioxímetro, los médicos consideran que los niveles por debajo del 95% son bajos.

Varias condiciones pueden causar niveles bajos de oxígeno en la sangre, incluyendo el asma, la anemia y el COVID-19.

El tratamiento a menudo implicará abordar la causa subyacente, pero los médicos a veces también pueden recomendar terapia de oxígeno o modificaciones en el estilo de vida.

Lea el artículo en español.