Formas de detener las palpitaciones del corazón

Cómo detener palpitaciones del corazón

Las palpitaciones cardíacas pueden causar la sensación de un corazón acelerado o un aleteo en el pecho. Algunas formas de controlarlas incluyen técnicas de relajación y ejercicio. Sin embargo, las personas con síntomas frecuentes o graves pueden necesitar tratamiento médico.

Las palpitaciones cardíacas pueden ocurrir como resultado de ciertos factores de estilo de vida. Menos comúnmente, una condición médica subyacente es responsable.

Abordar el factor de estilo de vida o tratar la condición subyacente puede ser efectivo para detener las palpitaciones cardíacas.

Sigue leyendo para obtener más información sobre las palpitaciones cardíacas, incluyendo cómo aliviarlas y cuándo consultar a un médico.

Remedios caseros para aliviar las palpitaciones cardíacas

Compartir en Pinterest
Studio Firma/Stocksy

Algunas técnicas caseras pueden ayudar a aliviar las palpitaciones cardíacas. Una persona puede probar las estrategias a continuación.

Realizar técnicas de relajación

El estrés puede tener muchos efectos negativos en la salud de una persona. Puede inducir palpitaciones o empeorarlas.

Algunas personas pueden encontrar útiles las siguientes técnicas de relajación:

  • meditación
  • respiración profunda
  • escribir un diario
  • yoga
  • pasar tiempo al aire libre
  • hacer ejercicio
  • tomar descansos cortos del trabajo o la escuela
  • usar imágenes guiadas, que una persona puede encontrar en línea

Reducir o eliminar el consumo de estimulantes

Las palpitaciones cardíacas pueden hacerse notables después de usar un estimulante.

Los estimulantes están presentes en lo siguiente:

  • productos de tabaco
  • ciertas drogas ilegales
  • algunos medicamentos para el resfriado y la tos
  • bebidas con cafeína, como café, té y refrescos
  • supresores del apetito
  • algunos medicamentos para la salud mental

Sin embargo, no todos los estimulantes causarán palpitaciones en todos.

Estimular el nervio vago

El nervio vago conecta el cerebro con el corazón y estimularlo puede calmar las palpitaciones. Una persona puede estimular el nervio vago haciendo lo siguiente:

  • contener la respiración y empujar hacia abajo, como si estuviera teniendo un movimiento intestinal
  • colocar hielo o una toalla fría y húmeda en la cara durante unos segundos
  • salpicar agua fría en la cara
  • entonar el sonido “Om”
  • tomar una ducha fría
  • masajear el cuello

Antes de probar cualquiera de estos métodos, es recomendable consultar a un médico, quien puede dar consejos sobre las técnicas más adecuadas para una persona.

Mantener los electrolitos equilibrados

Los electrolitos son moléculas cargadas eléctricamente que se encuentran en todo el cuerpo y ayudan en múltiples funciones. Por ejemplo, desempeñan un papel importante en la regulación del ritmo cardíaco.

Una persona puede aumentar el número de electrolitos en su cuerpo al comer alimentos ricos en:

  • sodio
  • potasio
  • calcio
  • magnesio

Una dieta equilibrada generalmente proporciona suficiente sodio.

Los siguientes alimentos tienen un alto contenido de potasio:

  • papa
  • plátano
  • aguacate
  • espinacas

Los productos lácteos y las verduras de hoja verde oscura son ricos en calcio. Las verduras, los frutos secos y el pescado también contienen magnesio.

Algunas personas pueden optar por obtener estos nutrientes mediante suplementos. Una persona debe consultar a un médico antes de probar cualquier suplemento, especialmente si también está tomando medicamentos recetados.

Mantenerse hidratado

Cuando el cuerpo se deshidrata, el corazón tiene que trabajar más para circular la sangre, lo que puede causar palpitaciones cardíacas.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que la cantidad recomendada de agua para beber durante el día variará entre las personas, según la edad, el sexo y el estado de embarazo.

Los síntomas de la deshidratación incluyen:

  • orina oscura
  • aumento de la frecuencia cardíaca
  • boca seca
  • sed
  • dolor de cabeza
  • mareos
  • piel seca

Una persona debería considerar beber un vaso completo de agua si nota alguno de estos síntomas.

Evita el consumo excesivo de alcohol

El alcohol es un depresor, por lo que no suele aumentar la frecuencia cardíaca.

Aunque beber con moderación no es necesariamente problemático, algunas investigaciones indican que incluso consumir 1,2 bebidas alcohólicas al día puede aumentar el riesgo de desarrollar fibrilación auricular. Las palpitaciones cardíacas son solo uno de los síntomas de esta afección.

Ejercicio regularmente

El ejercicio puede mejorar la salud cardiovascular en general y ayudar a restaurar el ritmo natural del corazón. También puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

El ejercicio cardiovascular ayuda a fortalecer el corazón, lo que puede prevenir o reducir las palpitaciones.

Las formas beneficiosas de ejercicio incluyen:

  • caminar rápido
  • correr
  • correr
  • andar en bicicleta
  • nadar

Sin embargo, el ejercicio puede desencadenar palpitaciones en algunas personas, por lo que es importante identificar y evitar tipos de ejercicio potencialmente problemáticos.

Cualquier persona que planee comenzar un nuevo régimen de ejercicio debe discutir sus planes con un médico primero.

Tratamientos adicionales

El tratamiento para las palpitaciones cardíacas dependerá de la causa. Si no hay una afección médica subyacente, un médico puede buscar tranquilizar a la persona de que las palpitaciones no son perjudiciales.

Si las contracciones ventriculares prematuras causan palpitaciones frecuentes, es decir, aquellas que ocurren más de 10,000 veces en 24 horas o representan más del 10% de todos los latidos del corazón, un médico puede recomendar un tratamiento. Puede recetar medicamentos llamados betabloqueantes o bloqueadores de los canales de calcio.

Si los medicamentos no detienen las palpitaciones frecuentes, un médico puede sugerir la ablación por catéter. Esto implica insertar un tubo delgado a través de un vaso sanguíneo hasta el corazón.

Otros posibles tratamientos incluyen:

  • cirugía
  • un marcapasos
  • cambiar los medicamentos que pueden estar causando palpitaciones

Cuándo hablar con un médico

Una persona debe consultar a un médico si experimenta palpitaciones cardíacas que tienden a durar más de unos segundos.

El médico puede determinar si una afección subyacente está causando las palpitaciones.

Ejemplos de estas condiciones incluyen:

  • enfermedad cardíaca
  • problemas de tiroides
  • ansiedad
  • condiciones cardíacas estructurales o eléctricas
  • un ritmo cardíaco anormal, conocido como arritmia, como la fibrilación auricular
  • anemia significativa
  • insuficiencia cardíaca, en casos raros

Además, una persona que ha tenido un ataque cardíaco puede tener más probabilidades de desarrollar palpitaciones.

Otras posibles causas de las palpitaciones cardíacas incluyen:

  • ejericio
  • estrés
  • deshidratación
  • enfermedad
  • ciertos medicamentos
  • uso de drogas ilegales
  • embarazo
  • cafeína
  • consumo de tabaco
  • ingesta excesiva de alcohol

Diagnóstico

Un médico tomará un historial médico detallado y realizará un examen físico como parte del proceso de diagnóstico.

Puede hacer preguntas sobre:

  • a qué edad comenzaron los síntomas
  • cuáles son los síntomas de la persona
  • cuándo ocurren los síntomas
  • si los síntomas comienzan lentamente o de repente
  • cuánto tiempo duran los síntomas
  • qué alivia los síntomas
  • si hay otros síntomas, como desmayos, dolor o mareos
  • antecedentes de salud familiar
  • hábitos sociales y dietéticos, incluyendo el consumo de cafeína y alcohol, ejercicio, sueño, y el uso de drogas y medicamentos

También verificará los signos vitales de la persona, incluyendo la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y escuchará su corazón a través de un estetoscopio.

Si las palpitaciones cardíacas no ocurren durante el examen, el médico puede pedirle a la persona que marque el ritmo de las palpitaciones que suele experimentar.

Si es necesario, el médico puede ordenar análisis de sangre para examinar los niveles de electrolitos, hormonas o tiroides. También puede utilizar estudios de imagen para observar la estructura o función del corazón.

Uno de los objetivos del diagnóstico es identificar a las personas con riesgo de arritmia. Estas personas incluyen aquellas con:

  • enfermedad cardíaca subyacente
  • disfunción a partir de un ataque cardíaco previo
  • miocardiopatía dilatada idiopática, que es una condición en la que la pared del corazón se debilita y se adelgaza, y la cámara interna se agranda
  • regurgitación valvular clínicamente significativa, que es un tipo de enfermedad de las válvulas cardíacas

Resumen

Las palpitaciones cardíacas son comunes y a menudo duran unos segundos.

Algunas modificaciones en el estilo de vida pueden ayudar a detener las palpitaciones y reducir su aparición.

Una persona debe hablar con un médico si la sensación dura más de unos segundos o si las palpitaciones van acompañadas de otros síntomas. En estos casos, es posible que la persona tenga una enfermedad subyacente que requiera tratamiento.

Lea este artículo en español.