Consejos de alergia ZZTEST para vivir al aire libre

Consejos de alergia para vivir al aire libre

Prueba estos consejos para disfrutar de la vida al aire libre, la jardinería y el senderismo a pesar de tus alergias.

Más espeso: ¿La hierba está creciendo mucho? Usa una mascarilla si estás cortando el césped. No tiene que ser algo sofisticado, una mascarilla barata de pintor funciona bien.

Alto y seco: Los niveles de polen son más altos en días calurosos, secos y ventosos. Consulta el pronóstico antes de hacer planes.

Buenos olores, mal olfato: ¿Eres alérgico a las picaduras de insectos? No uses desodorantes, perfumes, champús o productos para el cabello con fragancia. Lleva contigo un autoinyector de epinefrina cuando vayas de excursión.

¿Alerta naranja o roja? Evita hacer ejercicio al aire libre. Los altos niveles de contaminación hacen que los alérgenos sean aún más potentes.

¿Nacido para correr? Cambia la carrera matutina (o caminata) a la tarde. El momento de mayor concentración de polen y moho es de 5 a.m. a 10 a.m.

Alivia la picazón: Alivia la picazón causada por hiedra venenosa, roble o zumaque. Aplica compresas húmedas en la erupción. La loción de calamina o las pastillas antihistamínicas también ayudan.

¿Tienes gafas de sol? No olvides usarlas. Las gafas de sol evitan que el polen entre en los ojos y también protegen contra los dañinos rayos UV.

Comprobación: ¿Te produce sibilancias y estornudos un rápido trote o paseo en bicicleta? Antes de salir, consulta los niveles de polen. O únete a un gimnasio.

Inteligencia frente a las plantas venenosas: No dejes que tus mascotas corran en áreas boscosas cerca de hiedra venenosa, roble venenoso o zumaque. Pueden llevar el aceite a casa en su pelaje.

Ataque preventivo: El próximo año, adelántate a las alergias. Comienza a tomar medicamentos para las alergias unas semanas antes de que comience la temporada de polen.

Plan alternativo: Las mañanas cálidas y ventosas tienen los niveles de polen más altos. Los días frescos y lluviosos tienen los más bajos. Si te encanta estar al aire libre, planifica tus días.

Alerta de ambrosía: Si eres alérgico a los pólenes de primavera, es probable que también seas sensible a la ambrosía en el otoño. La ambrosía florece en esta época del año.

Solo hazlo: ¿Te encanta hacer senderismo, jugar al golf, andar en bicicleta? No dejes que las alergias controlen tu vida. Consulta a un alergólogo. El tratamiento marca la diferencia.

Alerta meteorológica: Cuando se acerca una tormenta eléctrica, prepárate para un ataque de alergia. El viento revuelve las esporas de moho y las diminutas partículas de polen.

¿Recoger hojas? Si eres alérgico al moho, evita rastrillar hojas o usa una mascarilla. Guarda la leña afuera.

Dúchate con amor: Las mascotas traen polen a casa. Es mejor enjuagar al perro antes de dejarlo entrar.

Patrulla del polen: Al final del día, rocía un poco de solución salina en las fosas nasales para eliminar el polen y respirar mejor.

Días lluviosos: En días frescos y lluviosos, los niveles de polen son más bajos. Vístete adecuadamente para la llovizna y disfruta de tu carrera o caminata. ¿Qué es un poco de lluvia?

Abrígate: El aire frío puede irritar las vías respiratorias sensibles. Si haces ejercicio al aire libre en un día frío, cubre tu boca y nariz con una bufanda.

Mascarilla facial: Si corres, coloca un pañuelo sobre tu nariz y boca. Usa gafas protectoras. Esto protege los pulmones y los ojos de los alérgenos.