Pruebas innecesarias Cómo las alertas amarillas ayudaron a reducirlas

El médico estaba escribiendo en su computadora, programando un examen de próstata de rutina para un hombre de 80 años, cuando apareció una alerta amarilla significativa en el historial electrónico de salud del paciente.

Las advertencias del doctor ‘Alerta’ reducen las pruebas innecesarias en el sistema de salud

Imagen

Imagínate que eres un doctor, tecleando pacientemente en tu computadora, ordenando pruebas de rutina para tus pacientes ancianos. De repente, aparece una llamativa alerta amarilla en el expediente electrónico del paciente, captando tu atención. Te advierte que estás a punto de ordenar una prueba que ninguna guía recomienda y te recuerda los posibles daños que pueden surgir de exámenes y tratamientos innecesarios. No solo eso, sino que también te recuerda que esta prueba innecesaria será registrada explícitamente en el expediente de salud del paciente. ¡Vaya responsabilidad!

Esta llamativa alerta formó parte de un estudio de Northwestern Medicine diseñado para determinar si podía impulsar a los médicos a evitar pruebas innecesarias en adultos mayores. ¿Y sabes qué? ¡Funcionó! Según un informe reciente en Annals of Internal Medicine, el estudio observó una disminución significativa del 9% en las pruebas innecesarias de antígeno prostático específico (PSA) y una disminución del casi 6% en las pruebas de orina para infecciones del tracto urinario en mujeres. 🚫💉

Sumergámonos más en este estudio perspicaz y exploremos el impacto de estas alertas amarillas en la reducción de pruebas y tratamientos innecesarios.

El poder de las alertas en el punto de atención

El estudio involucró a 370 médicos en 60 clínicas de Northwestern Medicine. La mitad de ellos recibió las alertas amarillas, mientras que la otra mitad no. Los intentos anteriores de reducir pruebas innecesarias a través de expedientes electrónicos de salud no han sido tan exitosos, pero este estudio parece haber encontrado la fórmula ganadora.

“Creemos que la incorporación de elementos como el enfoque en los posibles daños, compartir normas sociales y promover un sentido de responsabilidad social y preocupaciones de reputación, llevaron a la efectividad de estos mensajes”, dice el investigador principal Dr. Stephen Persell de Northwestern University Feinberg School of Medicine.

Al proporcionar mensajes convincentes directamente al momento de ordenar pruebas, los expedientes electrónicos de salud tienen el potencial de mejorar enormemente la atención en grandes sistemas de salud. Estas alertas sirven como recordatorios para los proveedores de atención médica, instándolos a considerar las pruebas y los posibles daños asociados con exámenes innecesarios.

Cuestionando la necesidad de ciertos exámenes

El estudio se centró en reducir exámenes innecesarios para tres condiciones específicas: cáncer de próstata en hombres mayores de 75 años, infecciones del tracto urinario en mujeres asintomáticas mayores de 65 años y niveles altos de azúcar en la sangre en pacientes mayores de 75 años. Pero, ¿por qué se consideran innecesarios estos exámenes?

Echemos un vistazo más de cerca:

Exámenes de cáncer de próstata en hombres mayores

La investigación ha encontrado que hacer exámenes de detección de cáncer de próstata en hombres mayores de 75 años a menudo conduce a tratamientos que no prolongarán sus vidas. De hecho, es mejor que vivan con un cáncer indolente, uno que no mostraría síntomas ni contribuiría a la muerte. Someterlos a los posibles daños del tratamiento, como la cirugía o la radiación, puede causar incontinencia urinaria, disfunción sexual o sangrado rectal. Es importante darse cuenta de que lo que es adecuado para un hombre de 68 años puede no ser adecuado para alguien de 75 u 85 años.

Infecciones del tracto urinario en mujeres

Las infecciones del tracto urinario asintomáticas son comunes en mujeres mayores. Sin embargo, no hay evidencia de que tratarlas con antibióticos mejore la salud de una mujer. Al contrario, los antibióticos pueden causar reacciones alérgicas, diarrea y resistencia a los antibióticos, lo que dificulta el tratamiento de futuras infecciones bacterianas. Es un delicado equilibrio entre evitar tratamientos innecesarios y garantizar el bienestar del paciente.

Niveles altos de azúcar en la sangre en pacientes mayores de edad

Tratar agresivamente los niveles de azúcar en la sangre de adultos mayores a niveles muy bajos mediante medicamentos como la insulina o las sulfonilureas puede ser peligroso. Aumenta el riesgo de hipoglucemia, una condición en la que los niveles de azúcar en la sangre bajan demasiado. Buscar niveles de azúcar en la sangre excesivamente controlados cuando es más seguro tener niveles ligeramente menos controlados es un concepto difícil de comunicar tanto a los médicos como a los pacientes.

Desafíos en curso y futuras posibilidades

El estudio encontró algunas dificultades para controlar las pruebas innecesarias de azúcar en la sangre, tanto para los médicos como para los pacientes. Cambiar los objetivos y convencer a las personas de cambiar su enfoque no es una tarea fácil. Sin embargo, los hallazgos de este estudio han sentado las bases para futuras aplicaciones potenciales.

Los investigadores esperan ampliar el uso de estas alertas amarillas para abordar tratamientos innecesarios en otras áreas, como las recetas de opioides y pastillas para dormir, así como combinaciones potencialmente peligrosas de medicamentos. El objetivo es mejorar continuamente la atención al paciente y optimizar los procesos de atención médica.

P&R: Abordar preocupaciones adicionales

P: ¿Existen otras pruebas innecesarias que podrían beneficiarse de este enfoque?

R: ¡Absolutamente! Hay varias pruebas adicionales que podrían evaluarse utilizando este enfoque, como mamografías para mujeres mayores de cierta edad, pruebas de cáncer de colon en pacientes mayores y análisis de sangre de rutina para ciertas condiciones. Cada caso requiere una cuidadosa consideración de los beneficios y los riesgos potenciales.

P: ¿Cómo pueden los pacientes asegurarse de que están recibiendo pruebas y tratamientos adecuados?

R: Los pacientes deben participar activamente en las discusiones con sus proveedores de atención médica. Hagan preguntas, expresen preocupaciones y estén informados sobre las pautas actuales y las prácticas basadas en evidencia. Recuerden, una relación saludable entre médico y paciente se basa en una comunicación abierta y una toma de decisiones compartida.

P: ¿Existen otros métodos alternativos para promover pruebas y tratamientos adecuados?

R: ¡Sí! Además de las alertas en los registros médicos electrónicos, los sistemas de atención médica pueden implementar campañas educativas que enfaticen la importancia de las pruebas y tratamientos basados en evidencia. Además, proporcionar a los pacientes acceso fácil a información confiable e involucrarlos en los procesos de toma de decisiones puede llevar a elecciones más informadas.

Referencias

  1. Las advertencias de “alerta” del médico ayudaron a un sistema de salud a reducir pruebas innecesarias
  2. Los pacientes con cáncer podrían estar mejor sin endoscopias invasivas
  3. Estudio de una década ofrece orientación sobre tratamientos para el cáncer de próstata
  4. La vacuna muestra promesa en el tratamiento de ciertos cánceres
  5. Nuevo enfoque de tratamiento ofrece buenas noticias para pacientes con cáncer de recto
  6. Prediabetes, obesidad y el poder de los suplementos de canela para reducir el azúcar en la sangre
  7. Las mujeres con cáncer de mama temprano pueden omitir de manera segura la radiación
  8. Nuevo antibiótico acaba con una superbacteria mortal en un ensayo temprano

Ahora, armados con este conocimiento, seamos proactivos en nuestros enfoques de atención médica y cuestionemos la necesidad de ciertas pruebas y tratamientos. Recuerden, no se trata de hacer más; se trata de hacer lo que realmente es beneficioso. ¡Así que compartan este artículo con sus amigos, familiares y proveedores de atención médica, y comencemos un movimiento hacia una atención basada en evidencia!

Descargo de responsabilidad: Este artículo es solo para fines informativos y no debe considerarse como asesoramiento médico. Consulten a un profesional de la salud calificado para recibir orientación y recomendaciones personalizadas.

¿Fue útil este artículo? ¿Encontraron útiles los conocimientos? ¡Compartan sus opiniones en los comentarios a continuación! Y no olviden compartir este artículo en las redes sociales para difundir la importancia de una atención basada en evidencia.