El viaje espacial afecta la sangre y los huesos de los astronautas

El espacio afecta sangre y huesos de astronautas.

Cuando los astronautas viajan al espacio, la experiencia agota sus glóbulos rojos y huesos, según un nuevo estudio.

Afortunadamente, parece que sus cuerpos pueden eventualmente reponerlos después de haber regresado a la Tierra, gracias a la grasa almacenada en la médula ósea.

“Descubrimos que los astronautas tenían significativamente menos grasa en su médula ósea aproximadamente un mes después de regresar a la Tierra”, dijo el autor principal del estudio, el Dr. Guy Trudel, médico de rehabilitación e investigador en el Hospital de Ottawa y profesor en la Universidad de Ottawa en Canadá.

“Creemos que el cuerpo está utilizando esta grasa para ayudar a reemplazar los glóbulos rojos y reconstruir el hueso que se ha perdido durante el viaje espacial”, dijo en un comunicado de prensa del hospital.

La nueva investigación se basa en el trabajo anterior de Trudel, que encontró que los cuerpos de los astronautas destruyeron un 54% más de glóbulos rojos durante los viajes espaciales de lo que normalmente lo harían en la Tierra. Se conoce como “anemia espacial”.

La investigación es parte de MARROW, que es un experimento que examina la salud de la médula ósea y la producción de sangre en el espacio, con financiamiento de la Agencia Espacial Canadiense.

“Afortunadamente, la anemia no es un problema en el espacio cuando tu cuerpo no tiene peso, pero al aterrizar en la Tierra y potencialmente en otros planetas o lunas con gravedad, la anemia afectaría la energía, resistencia y fuerza y podría amenazar los objetivos de la misión”, dijo Trudel. “Si podemos descubrir exactamente qué controla esta anemia, podríamos mejorar la prevención y el tratamiento”.

Para el estudio, los investigadores realizaron resonancias magnéticas de la médula ósea de 14 astronautas en múltiples momentos antes y después de una misión de seis meses en la Estación Espacial Internacional.

Los investigadores encontraron una disminución del 4.2% en la grasa de la médula ósea aproximadamente un mes después de regresar a la Tierra. Esto volvió gradualmente a niveles normales y estuvo estrechamente asociado con un aumento en la producción de glóbulos rojos y la restauración del hueso.

“Dado que los glóbulos rojos se producen en la médula ósea y las células óseas rodean la médula ósea, tiene sentido que el cuerpo use la grasa local de la médula ósea como fuente de energía para alimentar la producción de glóbulos rojos y huesos”, dijo Trudel. “Esperamos investigar esto más a fondo en diversas condiciones clínicas en la Tierra”.

Los astronautas más jóvenes pueden tener una mayor capacidad para aprovechar la energía de la grasa de la médula ósea, señalaron los autores. La grasa de la médula ósea de las astronautas mujeres aumentó más de lo esperado después de un año.

En su trabajo como médico de rehabilitación, la mayoría de los pacientes de Trudel tienen anemia. Han perdido masa muscular y ósea después de una enfermedad prolongada y movilidad limitada. La anemia dificulta su capacidad para hacer ejercicio y recuperar masa muscular y ósea.

“Espero que esta investigación ayude a las personas a recuperarse de la inmovilidad tanto en la Tierra como en el espacio”, dijo Trudel. “Nuestra investigación también podría arrojar luz sobre enfermedades como la osteoporosis, el síndrome metabólico, el envejecimiento y el cáncer, que están asociadas con aumentos en la grasa de la médula ósea”.

Recientemente, Trudel fue honrado con el Premio a los Resultados Compelentes para la Salud Humana en el Espacio 2023 por su investigación sobre la anemia espacial, presentado conjuntamente por la NASA, el Centro para el Avance de la Ciencia en el Espacio y la Sociedad Astronáutica Estadounidense.

El estudio fue financiado por varias fuentes, incluida la Agencia Espacial Canadiense, así como el Dr. Scott Smith y el Protocolo de Perfil Bioquímico de la NASA.

Los hallazgos del estudio fueron publicados recientemente en línea en Nature Communications.

Más información

Los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos tienen más información sobre la anemia.

FUENTE: Hospital de Ottawa, comunicado de prensa, 21 de agosto de 2023

PREGUNTA