Mantenerse en forma reduce el riesgo de cáncer en los hombres, confirma un estudio

Estudio confirma que mantenerse en forma reduce riesgo de cáncer en hombres.

La aptitud cardiovascular de un hombre podría influir en si desarrollará o sobrevivirá a tres de los cánceres más comunes en hombres, según informa un nuevo estudio sueco.

Niveles más altos de aptitud cardiovascular se asocian con un riesgo significativamente menor de desarrollar cáncer de colon y pulmón, informan los investigadores.

La aptitud cardiovascular también juega un papel en la probabilidad de supervivencia de un hombre con cáncer de próstata, colon y pulmón, según los resultados.

“Una mejor aptitud cardiorrespiratoria [ACR] no solo es importante para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, que a menudo se comunica, sino también para reducir el riesgo de cáncer en hombres”, dijo la investigadora principal Elin Ekblom-Bak, profesora titular de la Escuela Sueca de Deporte y Ciencias de la Salud en Estocolmo.

“Las pautas actuales de prevención del cáncer se centran en la actividad física, pero estos hallazgos muestran que la ACR también es muy importante para reducir tanto el riesgo de cáncer como el riesgo de muerte por cánceres comunes en hombres”, dijo Ekblom-Bak.

Para este estudio, Ekblom-Bak y sus colegas analizaron datos de casi 178,000 hombres suecos, todos los cuales completaron una evaluación de salud ocupacional entre octubre de 1982 y diciembre de 2019.

Como parte de esta evaluación, los hombres probaron su salud cardiovascular en una bicicleta estática, mientras los médicos registraban sus niveles de oxígeno en sangre mientras pedaleaban.

Luego, los investigadores siguieron la salud de los hombres utilizando registros de salud suecos para ver qué hombres desarrollaron cáncer.

Específicamente, encontraron una fuerte asociación dosis-respuesta entre la aptitud cardiovascular y un menor riesgo de desarrollar o morir de ciertos cánceres, señaló Ekblom-Bak.

En otras palabras, cuanto mejor sea la aptitud de un hombre, menor será su riesgo de cáncer.

Por ejemplo, los niveles moderados y altos de aptitud cardiovascular se asociaron con un riesgo 28% y 37% menor de desarrollar cáncer de colon, en comparación con una aptitud muy baja.

Los hombres con niveles moderados y altos de aptitud cardiovascular también tenían un 43% y un 71% menos de probabilidades de morir por cáncer de próstata en comparación con los hombres con una aptitud muy baja, según los resultados.

El riesgo de muerte por cáncer de pulmón fue un 59% menor en hombres con alta aptitud cardiovascular, después de ajustar por el tabaquismo, encontraron los investigadores.

Los hallazgos se publicaron el 29 de junio en la revista JAMA Network Open.

El estudio es único en que muchos hombres recibieron una “prueba de oro” de su aptitud cardiovascular, así como informes medidos por médicos de su altura y peso, dijo la Dra. Jennifer Ligibel, directora del Centro Leonard P. Zakim de Terapias Integrativas y Vida Saludable del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston.

“Este fue un estudio muy grande con un gran seguimiento y mediciones de estándares de oro para estos pacientes”, dijo Ligibel.

Investigaciones anteriores han demostrado que una mejor aptitud puede mejorar el riesgo de cáncer tanto en hombres como en mujeres, dijo.

“Hay muchas cosas fisiológicas que pueden ocurrir cuando alguien hace ejercicio y se vuelve más cardiovascularmente en forma que sabemos que pueden estar relacionadas con el riesgo de desarrollar cáncer o el riesgo de morir por cáncer”, dijo Ligibel.

Por ejemplo, las personas tienden a tener menos inflamación y mejores niveles de azúcar en sangre si su aptitud cardiovascular es mejor, dijo el Dr. Nicholas Rohs, oncólogo torácico del Centro de Cáncer Tisch del Monte Sinaí. También son más delgados y pueden tener niveles más bajos de colesterol.

“Estas cosas ejercen estrés sobre nuestros sistemas celulares, y cuanto más estrés tenemos en nuestro cuerpo, es más probable que ocurra el cáncer”, dijo Rohs.

Dados estos resultados, los hombres deben ser conscientes de que los beneficios para la salud del ejercicio son muchos y variados, dijo Ekblom-Bak.

GALERÍA DE FOTOS

“Las pautas de actividad física de la Organización Mundial de la Salud promueven el mensaje ‘Cada movimiento cuenta’, lo que significa que cualquier cantidad de actividad física es mejor que ninguna, y más es mejor”, dijo Ekblom-Bak.

“Para aumentar o mantener tu condición física, la intensidad debe ser al menos moderada, lo cual a menudo se describe como la sensación de algo difícil, con la respiración acelerada”, dijo Ekblom-Bak. “Sin embargo, el aumento de la condición física está relacionado tanto con la intensidad como con la cantidad de actividad física realizada, pero también con factores genéticos individuales.”

Rohs estuvo de acuerdo.

“Para una persona común que intenta poner esto en práctica, el ejercicio de alta intensidad cardiovascular como caminar rápido, andar en bicicleta, correr, nadar son formas de realmente aumentar nuestras frecuencias cardíacas, obtener una mejor circulación cardiovascular”, dijo Rohs.

“Así es como realmente entrenamos nuestro corazón y pulmones para que estén más saludables”, continuó Rohs. “Cualquier cosa que acelere tu corazón, aumente tu respiración, haga que sudes, son señales de que tu cuerpo está trabajando más duro. Empujarte a ese nivel donde sientas ese tipo de estrés significa que estás tratando de llevar tu cuerpo más lejos y fortalecerte”.

Y es muy probable que estos beneficios también sean válidos para las mujeres, dijo Ligibel.

“Sabemos que las mujeres que hacen ejercicio tienen un menor riesgo de cáncer también”, dijo Ligibel. “Eso se ha demostrado para el cáncer de mama, para el cáncer de colon, para algunos de los tumores ginecológicos, así que se esperaría que esto también se vea en las mujeres”.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre cómo medir la intensidad de la actividad física.

FUENTES: Elin Ekblom-Bak, PhD, profesora titular, Escuela Sueca de Deporte y Ciencias de la Salud, Estocolmo, Suecia; Jennifer Ligibel, MD, directora, Centro Zakim para Terapias Integrativas y Vida Saludable, Instituto del Cáncer Dana-Farber, Boston; Nicholas Rohs, MD, oncólogo torácico, Centro de Cáncer Tisch del Monte Sinaí; JAMA Network Open, 29 de junio de 2023