El ejercicio puede actuar como analgésico para las personas con cáncer.

Ser físicamente activo podría potencialmente aliviar el dolor continuo del cáncer.

Ejercicio: Un Sorprendente Analgésico para Pacientes con Cáncer

Fuente de la Imagen: Noticia: El Ejercicio Puede Ser un Analgésico para Pacientes con Cáncer

Ser activo puede ayudar a aliviar el dolor crónico provocado por el cáncer. Esa es la principal conclusión de un estudio realizado en más de 10,600 personas con antecedentes de cáncer y más de 51,000 sin la enfermedad. Los investigadores encontraron que a mayor actividad física, menor intensidad del dolor, tanto en los participantes con cáncer como en los que no lo tenían. Esto indica que el ejercicio puede ser una forma efectiva de reducir el dolor relacionado con el cáncer, de manera similar a cómo ayuda con otros tipos de dolor.

Entonces, ¿cómo exactamente el ejercicio ayuda a aliviar el dolor? Vamos a explorar algunos conocimientos y adentrarnos más en el tema.

El estudio realizado por la Sociedad Americana del Cáncer y la Universidad de Melbourne preguntó a los participantes sobre su actividad física habitual y los niveles de dolor. Independientemente de si los participantes tenían cáncer o no, cuanto más activos eran físicamente, menos intensos eran sus niveles de dolor.

Ahora puede que te preguntes, “¿Pero por qué el ejercicio reduciría el dolor?” Bueno, la actividad física libera endorfinas, los analgésicos naturales de nuestro cuerpo. Estas sustancias químicas que nos hacen sentir bien inundan nuestro cerebro y ayudan a aliviar las sensaciones de dolor. Son como los superhéroes de nuestro cuerpo, luchando contra los villanos del dolor y la incomodidad.

Pautas para la Actividad Física

Según las pautas de los Estados Unidos, los adultos deben apuntar a entre 2.5 y 5 horas de actividad aeróbica de intensidad moderada, o entre 1.25 y 2.5 horas de actividad vigorosa, cada semana. Estas recomendaciones se aplican a todos, incluidos los pacientes con cáncer.

Curiosamente, el estudio encontró que los pacientes con cáncer que superaban estas pautas tenían un 16% menos de probabilidad de reportar dolor moderado a severo en comparación con aquellos que no cumplían las pautas. ¡Así que adelante y añade ejercicio a tu arsenal de lucha contra el cáncer!

La Consistencia es la Clave

La consistencia es clave cuando se trata de aprovechar los beneficios del ejercicio. Los participantes que fueron consistentemente activos o se volvieron activos en la adultez mayor reportaron menos dolor que aquellos que permanecieron inactivos. Esto sugiere que nunca es demasiado tarde para comenzar a incorporar actividad física en tu rutina.

Entonces, no te limites a hacer ejercicio ocasionalmente. Hazlo una parte regular de tu vida para un mejor manejo del dolor y un bienestar general.

Desmintiendo el Mito Contraintuitivo

Algunos podrían sorprenderse al saber que la actividad física puede ayudar a reducir el dolor. Pero la verdad es que el ejercicio es una opción efectiva y no farmacológica para reducir varios tipos de dolor, incluido el dolor relacionado con el cáncer.

Combatiendo el mito de que el ejercicio empeora el dolor, los investigadores involucrados en el estudio enfatizaron la importancia de la actividad física para el dolor asociado con el cáncer y su tratamiento. Es hora de desmentir este mito contraintuitivo y abrazar el poder del ejercicio en el alivio del dolor.

🔍 Ideas Adicionales y Preocupaciones 🔍

P: ¿Cuáles son algunos ejercicios seguros para pacientes con cáncer? R: Cuando se trata de ejercicio para pacientes con cáncer, es importante considerar las capacidades individuales y consultar con profesionales de la salud. En general, los ejercicios de bajo impacto como caminar, nadar y yoga suave son seguros y beneficiosos. Sin embargo, consulta a tu equipo de atención médica para obtener consejos personalizados.

P: ¿Puede el ejercicio ayudar con los efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer? R: ¡Sí! Se ha demostrado que el ejercicio tiene un impacto positivo en varios efectos secundarios del tratamiento contra el cáncer, como la fatiga, la ansiedad, la depresión y los trastornos del sueño. También puede mejorar la calidad de vida general de los pacientes con cáncer.

P: ¿Existe un momento óptimo para hacer ejercicio durante el tratamiento contra el cáncer? R: El momento del ejercicio durante el tratamiento contra el cáncer puede variar según las circunstancias individuales. Sin embargo, generalmente se recomienda escuchar a tu cuerpo y ajustar tu rutina de ejercicio en consecuencia. Algunos pacientes con cáncer pueden encontrar útil hacer ejercicio antes de las sesiones de tratamiento, mientras que otros pueden preferir hacerlo después.

P: ¿Existen precauciones a considerar al comenzar un programa de ejercicio como paciente con cáncer? R: Absolutamente. Es fundamental que los pacientes con cáncer trabajen en estrecha colaboración con su equipo de atención médica al comenzar un programa de ejercicio. Las recomendaciones personalizadas pueden ayudar a abordar preocupaciones específicas y garantizar la seguridad en todo el proceso.

Ahora que hemos explorado los tremendos beneficios del ejercicio para pacientes con cáncer, es hora de desmentir los mitos y comenzar a avanzar hacia una vida más saludable y libre de dolor. Recuerda, el ejercicio es el superhéroe y tú eres el compañero del superhéroe en tu viaje de lucha contra el cáncer.

Enlaces de referencia: 1. Entendiendo el cáncer: metástasis, etapas del cáncer y más 2. Síntomas, tipos e imágenes del cáncer de piel


📚 Lista de referencias: 1. WILEY. (12 de febrero de 2024). El ejercicio puede ser un analgésico para pacientes con cáncer. Recuperado de https://www.3health.com/colon-cancer-deaths-rise-overall-cancer-deaths-drop.html