Lo que las familias deben saber sobre la nueva píldora anticonceptiva de venta libre

Información para las familias sobre la nueva píldora anticonceptiva sin receta

6 de octubre de 2023: La primera píldora anticonceptiva de venta libre estará disponible en tiendas de Estados Unidos a principios del próximo año, lo que brinda a los padres, adolescentes y sus médicos tiempo para decidir cómo afectará o podría afectar sus vidas.

Y las decisiones no siempre son sencillas.

La FDA aprobó el anticonceptivo oral llamado Opill este verano. Estará disponible sin receta y es una píldora anticonceptiva diaria solo con progestina, a diferencia de una píldora combinada que contiene estrógeno y progestina.

Según el fabricante del medicamento, Perrigo, Opill, a veces llamada “minipíldora”, estará disponible para su compra en línea y en tiendas en el primer trimestre de 2024, para personas de todas las edades sin necesidad de receta. Y se espera que haya más píldoras en el futuro: Cadence, otra compañía farmacéutica, está trabajando en la aprobación de la FDA para su píldora combinada de venta libre llamada Zena.

Una píldora de venta libre abre un camino para que muchos accedan a la atención anticonceptiva cuando antes no podían. Obtener una cita, esperar el día, tomarse tiempo libre en el trabajo o la escuela para hacer la visita; este proceso a veces puede llevar semanas, incluso meses si su proveedor está ocupado. Una píldora de venta libre puede ser una opción para aquellos que están esperando atención de sus ginecólogos obstetras, pero aún necesitan protección contra el embarazo no deseado.

Pero, si cualquiera puede comprar un paquete de Opill en su farmacia local, ¿esto cambia la forma en que los padres, los niños y sus médicos abordarán el tema del control de natalidad en general?

Para Maggie Cherkas, de 16 años, podría ser así. Fue criada por una madre soltera, Jill, fuera de Filadelfia, y su relación es especialmente cercana. Cuando tuvo su primer novio serio a los 14 años, Jill le “sugirió” la idea de usar anticonceptivos a Maggie, quien dijo que definitivamente no lo necesitaba en ese momento.

Dos años después, Maggie, quien ahora tiene un nuevo novio, está más interesada en aprender sobre las opciones de anticonceptivos que tiene.

“Realmente me gusta la idea de algo que se puede comprar sin receta”, dijo Maggie. “Siento que sería todo un proceso ir a mi médico y tener que obtener una receta, siempre tener que hacer eso cuando podría simplemente ir a CVS y recogerlo como cualquier otro cosmético”.

Lo que hace que Maggie se detenga son las preguntas que tiene para su médico. También le gustaría saber qué preguntas tiene su mamá, ya que Jill ha estado tomando la píldora anticonceptiva durante años, preguntas que Maggie ni siquiera se le habrían ocurrido hacer. Es por eso que es muy poco probable que ella salga y comience a tomar Opill por su cuenta, sin hablarlo primero con su mamá y su médico.

Sarah Nosal, MD, una médica de medicina familiar con sede en la ciudad de Nueva York y directora de la junta directiva de la American Academy of Family Physicians, dijo que cuando Opill esté disponible, planea hablar al respecto, tanto con los padres como con los niños, de la misma manera en que lo haría con cualquier otro medicamento de venta libre en el mercado.

“Así como hablamos sobre si debes tomar acetaminofeno o ibuprofeno, si es adecuado para ti, si debemos preocuparnos por los efectos secundarios, cómo tomarlo de la mejor manera para que funcione para lo que estamos planeando usarlo”, dijo. “Esas mismas conversaciones, pero sobre la píldora solo con progestina”.

La investigación muestra que la píldora solo con progestina es segura de usar y ofrece muy pocos riesgos para la salud. Con un “uso perfecto” (tomar la píldora a la misma hora todos los días), la tasa de eficacia puede ser tan alta como del 98%.

Sin embargo, Nosal entiende las preocupaciones que algunos padres pueden tener al iniciar estas conversaciones. La minipíldora no suele ser el primer tipo de anticonceptivo oral que los médicos recetan a jóvenes en edad reproductiva.

Teniendo en cuenta los errores humanos y el olvido cotidiano, el uso en la vida real tanto de la píldora combinada como de la píldora solo con progestina es menos efectivo para prevenir el embarazo que con el uso perfecto. Pero cuando se trata de la píldora solo con progestina, hay incluso menos margen de error. Si omites una píldora o tomas una más de 3 horas tarde, deberás usar un método anticonceptivo adicional durante al menos 2 días.

“Para ser justos, para los ginecólogos obstetras, no suele ser la primera línea de defensa. La primera línea realmente es la píldora anticonceptiva combinada tradicional”, dijo Ryalynn Carter, MD, una obstetra-ginecóloga en el Columbia University Irving Medical Center en la ciudad de Nueva York. Para Carter y la mayoría de sus colegas, el momento más común para recetar una píldora solo con progestina sería para pacientes en el posparto, especialmente aquellas que están amamantando.

¿Cuánto costará?

Aún no sabemos cuánto costará un paquete individual de pastillas anticonceptivas de venta libre. En un comunicado, Perrigo enfatizó su compromiso de hacer que Opill sea “accesible y asequible para mujeres y personas de todas las edades”.

También es una preocupación importante si el seguro médico cubrirá Opill. Algunas formas de anticoncepción de venta libre, como los condones, no están cubiertas; pero dependiendo de su plan de seguro médico, es posible que realmente pueda obtener Plan B (la píldora del día después) de forma gratuita si obtiene una receta de un proveedor de atención médica.

Hasta ahora, seis estados han aprobado leyes que requieren que los planes de seguro médico financiados por el gobierno cubran la anticoncepción de venta libre sin costos compartidos. Pero cómo se verá la cobertura del seguro médico de la anticoncepción de venta libre en la práctica aún plantea muchas preguntas para los pacientes, farmacéuticos y aseguradoras.

Una preocupación importante para Carter y otros proveedores como ella es si tener la opción de una píldora anticonceptiva de venta libre afectará la disposición de las compañías de seguros a cubrir otras formas de anticoncepción sin obligar primero a un paciente a probar, y fallar, con la píldora de solo progestina de venta libre.

Ella recuerda que cuando Prilosec, una marca de inhibidor de la bomba de protones utilizado para tratar el reflujo ácido, se volvió disponible sin receta, hubo informes de compañías de seguros que se negaron a cubrir las opciones más costosas, no de venta libre, en la misma clase de medicamentos a menos que el consumidor ya hubiera probado la versión de venta libre. Carter teme que lo mismo pueda suceder con la anticoncepción; tal vez las aseguradoras retengan la cobertura de dispositivos intrauterinos (DIU) o el parche anticonceptivo hasta que un paciente pruebe primero Opill.

Incluso si los planes de seguro médico públicos y privados encuentran una forma de cubrir Opill y los otros anticonceptivos orales de venta libre que se espera que sigan su ejemplo, todavía hay personas sin seguro y aquellas bajo el seguro de otra persona, como una pareja o un padre, que necesitan que la píldora sea accesible, asequible y confidencial.

La píldora de solo progestina de venta libre es una opción para un adolescente, o cualquier persona bajo el plan de sus padres, para acceder a la anticoncepción sin alertar al seguro. También es una opción importante para aquellos que experimentan “sabotaje anticonceptivo”, dijo la ginecóloga pediátrica y adolescente Anne-Marie Amies Oelschlager, MD, con sede en Seattle.

“Tal vez haya una paciente que esté en una relación abusiva donde la pareja intenta coaccionarla para que no use anticonceptivos, ella podría usar esta forma de anticoncepción sin alertar a su pareja”, dijo. “Es más común de lo que creerías”.

A pesar de la cercanía que Maggie tiene con su madre, Jill siente cierta incomodidad en torno a la píldora de venta libre sin requisitos de edad.

“No me gustaría que mi hija pudiera obtenerla sin que yo lo supiera”, dijo Jill. “Somos bastante abiertas, pero a ella no le importaría evitar una conversación incómoda si pudiera… Creo que debería tener 18 años o permiso de los padres”.

Aunque Carter no cree que la disponibilidad de Opill cambie el volumen de pacientes, sospecha que cambiará la forma en que se desarrollen las visitas con pacientes más jóvenes.

“Creo que de vez en cuando, cuando la madre sale de la habitación, sus hijas me mirarán y dirán: ‘En realidad estoy tomando esta píldora que compré en Target'”, dijo Carter. “Esa es mi oportunidad de atraparlas y decirles que está bien, pero que no previene las enfermedades de transmisión sexual y que necesitan saber eso”.