Cuando un padre está en prisión, aumenta el riesgo de problemas cardíacos en los niños

La prisión de un padre aumenta el riesgo de problemas cardíacos en los niños.

VIERNES, 1 de septiembre de 2023 (HealthDay News) – Según un nuevo estudio, los adultos jóvenes que tienen un padre encarcelado pueden ser más propensos a desarrollar signos de problemas cardíacos, además de tener que lidiar con el estigma social de tener un padre en prisión.

Los impactos en la salud de tener un padre que pasó tiempo en la cárcel han sido poco estudiados, señalaron los investigadores.

“Había muy pocos datos sobre su asociación con los riesgos cardiovasculares”, dijo la autora principal, la Dra. Elizabeth Tung, profesora asistente de medicina en la Universidad de Chicago. “Nos propusimos llenar ese vacío en la comprensión”.

Su equipo analizó datos de más de 9,600 adultos jóvenes entre las edades de 33 y 44 en el Estudio Longitudinal Nacional de Salud de Adolescentes a Adultos.

Descubrieron que el 14.1% de todos los participantes, pero el 21.4% de los participantes afroamericanos, informaron haber estado expuestos a un padre o figura paterna en la cárcel durante la infancia.

Desafortunadamente, estos participantes eran más propensos que sus pares a desarrollar hipertensión en la edad adulta. También tenían niveles más altos de proteína C-reactiva de alta sensibilidad (PCR), un marcador de inflamación que los expertos en salud utilizan para estimar el riesgo de futuros eventos cardiovasculares.

En este estudio, los investigadores no encontraron una correlación entre el tiempo que un padre pasó en la cárcel y otros marcadores de riesgo cardiovascular que examinaron, como la diabetes, el colesterol alto y las enfermedades cardíacas. Tung señaló que esos marcadores son más propensos a aparecer en la mediana edad y más adelante.

“Desde una perspectiva social, es importante considerar nuestro enfoque de la encarcelación en los Estados Unidos y cómo las disparidades raciales en la encarcelación pueden contribuir a las disparidades en la salud”, dijo Tung en un comunicado de prensa de la universidad.

Tung también señaló recursos que pueden ser útiles para las familias, incluyendo especialistas que brindan apoyo legal y conexiones con servicios sociales y beneficios públicos. Esto puede ayudar con las inseguridades económicas que surgen cuando un padre está en prisión. Los médicos también pueden ofrecer asesoramiento familiar y recursos de salud mental para los niños afectados.

Tung dijo que los hallazgos de su grupo deberían alentar a los profesionales de la salud a tener en cuenta el impacto de tener un padre en prisión en la salud familiar.

Señaló que las preguntas sobre esto pueden ser menos aceptadas debido al estigma actual asociado con el tiempo en prisión.

“Como sociedad, tenemos la responsabilidad de destigmatizar la encarcelación de los padres, eliminar las presiones basadas en la vergüenza y abordar estos problemas con un enfoque en la salud pública en lugar de la criminalidad”, dijo Tung.

El grupo planea explorar las conexiones entre la encarcelación de los padres y otras dimensiones críticas de la salud pública, incluyendo el aislamiento social y los resultados de salud mental como el suicidio.

Los hallazgos se publicaron el 30 de agosto en la revista JAMA Cardiology.

Más información

El Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. tiene más información sobre los determinantes sociales de la salud.

FUENTE: Universidad de Chicago Medicine, comunicado de prensa, 30 de agosto de 2023

PREGUNTA