Sobreviviste a un ataque al corazón. Así es como la rehabilitación cardíaca puede ayudar.

La rehabilitación cardíaca puede ayudarte después de un ataque al corazón.

La rehabilitación cardíaca es una parte clave de la recuperación de un ataque al corazón, ayudando a prevenir otro, quizás más grave.

Cerca de 800,000 personas en los Estados Unidos tienen un ataque al corazón cada año, aproximadamente una cuarta parte de las cuales ya han tenido un ataque al corazón, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos.

Pero la investigación ha descubierto que participar en la rehabilitación cardíaca disminuye en aproximadamente un 35% la probabilidad de morir en los cinco años siguientes a un ataque al corazón o una cirugía de bypass.

¿Cómo funciona?

La rehabilitación cardíaca funciona fortaleciendo el corazón y el cuerpo después de un ataque al corazón. Puede aliviar los síntomas de problemas cardíacos, como el dolor en el pecho.

Estos programas se suelen realizar en un hospital o centro de rehabilitación. Algunos programas se pueden hacer en casa. La rehabilitación puede comenzar mientras aún estás en el hospital o justo después del alta.

Un programa de rehabilitación suele durar alrededor de tres meses, pero puede variar de dos a ocho meses, según señaló los CDC en un comunicado de prensa.

Muchos planes de seguro, incluyendo Medicaid y Medicare, lo cubren con un referido médico. Tu médico puede brindarte más información.

La rehabilitación cardíaca supervisada incluye actividad física y educación sobre una alimentación saludable, cómo tomar los medicamentos recetados y cómo dejar de fumar. También incluye asesoramiento para encontrar formas de aliviar el estrés y mejorar la salud mental.

Esto puede ser realizado por un equipo de personas, incluyendo profesionales de la salud, especialistas en ejercicio y nutrición, fisioterapeutas y consejeros.

Cualquier persona que haya tenido un problema cardíaco, como un ataque al corazón, insuficiencia cardíaca o cirugía cardíaca, puede beneficiarse de la rehabilitación cardíaca. Pero no todos comienzan y algunos abandonan temprano. Esto incluye a las mujeres, especialmente a las mujeres pertenecientes a minorías. Esto podría ser porque los médicos pueden ser menos propensos a sugerir la rehabilitación cardíaca a las mujeres, según señalaron los CDC.

Los adultos mayores también son menos propensos a probar la rehabilitación cardíaca, posiblemente porque temen que el componente de ejercicio sea demasiado difícil. Sin embargo, el régimen puede ser aún más útil para los adultos mayores, ya que puede mejorar la fuerza y la movilidad para facilitar las tareas diarias.

Participar en la rehabilitación cardíaca puede ayudar a reducir el estrés, mejorar el estado de ánimo y disminuir o prevenir los síntomas de depresión. Puede aumentar la energía y la fuerza para facilitar las actividades diarias, como llevar bolsas de compras y subir escaleras. También puede ayudar a una persona a mantenerse en el camino con los medicamentos recetados.

Más información

La Asociación Americana del Corazón describe las señales de advertencia de un ataque al corazón.

FUENTE: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, comunicado de prensa, Sept. 12, 2023

GALERÍA DE IMÁGENES