Ser un búho nocturno podría ser duro para tus arterias

Un estudio reciente ha revelado que las arterias endurecidas son casi dos veces más prevalentes en individuos que se quedan despiertos hasta tarde (conocidos como noctámbulos) en comparación con aquellos que se despiertan temprano (conocidos como madrugadores).

Quedarse despierto hasta tarde podría ser malo para tus arterias

Imagen de noticias: ser un 'búho nocturno' podría ser duro para tus arterias

¿Eres un búho nocturno o un ave madrugadora? Bueno, resulta que si eres un búho nocturno, tus arterias podrían estar pagando el precio. Un nuevo estudio ha demostrado que las arterias endurecidas son casi el doble de comunes en los búhos nocturnos en comparación con los madrugadores. ¡Así es, amigos! ¡Quedarse despierto hasta tarde podría ser duro para tu corazón!

El estudio, publicado en la revista Sleep Medicine, encontró que aproximadamente el 40% de los trasnochadores tienen arterias severamente endurecidas, mientras que solo el 22% de los madrugadores tienen el mismo problema. ¡Vaya, eso sí que es un despertador! Pero, ¿por qué quedarse despierto hasta tarde tiene tal impacto en nuestras arterias?

Según el autor principal del estudio, Ding Zou, investigador de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo en Suecia, nuestro ritmo circadiano individual juega un papel importante en la aterosclerosis, el endurecimiento de las arterias. De hecho, el estudio sugiere que los ritmos circadianos son más influyentes en las primeras etapas de la enfermedad. Entonces, si queremos mantener nuestra salud cardiovascular bajo control, ¡mejor comencemos a prestar atención a nuestros relojes biológicos!

Ahora, podrías estar pensando: “Espera un minuto, he oído que los búhos nocturnos tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca”. ¡Y tienes razón! Investigaciones anteriores han demostrado que las personas con hábitos nocturnos tienen un mayor riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, este estudio va aún más lejos al relacionar los ritmos de sueño con un factor de riesgo específico para la salud del corazón: arterias endurecidas.

Para realizar el estudio, el equipo de investigación analizó datos de casi 800 hombres y mujeres de entre 50 y 64 años. Estos participantes formaban parte de un estudio de imágenes a gran escala centrado en enfermedades del corazón, los pulmones y los vasos sanguíneos. Los investigadores clasificaron a los participantes en cinco grupos según su cronotipo, que se refiere a su inclinación natural a dormir a cierta hora. Los grupos iban desde los “madrugadores extremos” hasta los “trabajadores nocturnos extremos”.

Y los resultados fueron sorprendentes. Los búhos nocturnos tenían casi el doble de aterosclerosis que los madrugadores, incluso después de tener en cuenta otros factores de salud cardíaca como la presión arterial, el colesterol, el peso, el ejercicio, el estrés y el tabaquismo. La aterosclerosis ocurre cuando se acumulan depósitos de grasa dentro de las arterias, dificultando el flujo sanguíneo, ¡una situación nada agradable para nuestro órgano vital!

La investigadora principal Mio Kobayashi Frisk, estudiante de doctorado en la Universidad de Gotemburgo, destaca la importancia de estos hallazgos. Los “trabajadores nocturnos extremos”, dice, no solo corren riesgo de tener una salud cardiovascular deficiente en general, sino también de calcificación en las arterias coronarias y aterosclerosis. Entonces, si te encuentras quedándote despierto hasta tarde noche tras noche, podría ser el momento de reconsiderar tus hábitos de sueño en aras de tu corazón.

Pero, ¿qué puedes hacer para protegerte si eres un búho nocturno? ¡Bueno, tengo algunos consejos para ti! En primer lugar, intenta establecer un horario de sueño constante, incluso los fines de semana. Esto ayudará a regular tu ritmo circadiano y garantizará que descanses lo suficiente. En segundo lugar, crea una rutina relajante antes de acostarte que prepare tu mente y cuerpo para el sueño. Evita actividades estimulantes, como revisar las redes sociales o ver programas de televisión emocionantes, justo antes de acostarte. Y finalmente, asegura que tu entorno de sueño sea lo más propicio para el descanso posible. Mantén tu habitación fresca, oscura y tranquila, e invierte en un colchón y almohada cómodos.

Ahora, abordemos algunas preguntas frecuentes que podrían estar en tu mente:

Preguntas y respuestas

P: ¿Ser un búho nocturno puede ser malo para mi salud en general, o solo afecta mis arterias?

R: Ser un búho nocturno puede tener efectos negativos en tu salud en general. Además de los riesgos cardiovasculares, la investigación ha demostrado que los búhos nocturnos son más propensos a tener problemas de salud mental, como depresión y ansiedad, y tienen tasas más altas de obesidad y diabetes. Por lo tanto, es fundamental prestar atención a tus hábitos de sueño y hacer ajustes si es necesario.

P: No tengo control sobre mi horario de sueño debido al trabajo u otras obligaciones. ¿Qué puedo hacer para proteger mi corazón en esta situación?

A: Si no puedes cambiar tu horario de sueño, aún puedes tomar medidas para promover la salud del corazón. Enfócate en otros factores de estilo de vida que estén dentro de tu control, como mantener una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, manejar el estrés y evitar fumar. Estas elecciones de estilo de vida pueden marcar una diferencia significativa en la reducción del riesgo de enfermedades cardíacas, incluso si no puedes cambiar tus patrones de sueño.

P: ¿Existen remedios naturales o suplementos que pueden ayudar a regular mi ciclo de sueño?

R: Si bien hay evidencia científica limitada que respalda la efectividad de los remedios naturales y suplementos para regular el sueño, algunas personas encuentran que los suplementos de melatonina pueden ayudar a ajustar su ritmo circadiano. Sin embargo, siempre es mejor consultar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier régimen de suplementos para garantizar la seguridad y la dosificación adecuada.

P: ¿Es posible cambiar mi cronotipo de noctámbulo a madrugador?

R: Los cronotipos están influenciados tanto por factores genéticos como ambientales. Si bien puede ser desafiante cambiar completamente de noctámbulo a madrugador, puedes ajustar gradualmente tu horario de sueño despertando un poco más temprano cada día y manteniendo una hora de acostarse constante. Con el tiempo, tu cuerpo puede adaptarse a la nueva rutina.

P: ¿Existen beneficios de ser un noctámbulo?

R: A pesar de los posibles riesgos para la salud, ser un noctámbulo tiene algunas ventajas. Los noctámbulos tienden a ser más creativos y pueden destacarse en tareas que requieren concentración durante las últimas horas. También pueden tener horarios más flexibles, lo que les permite aprovechar oportunidades que implican trabajar o socializar durante la noche.

Ahora que tienes conocimiento sobre el impacto de los ritmos de sueño en la salud de tu corazón, es hora de hacer algunos cambios positivos. Cuida tus arterias y tu bienestar en general al priorizar una buena noche de sueño. ¡Tu corazón te lo agradecerá!

Referencias

  1. Sleep Medicine – Artículo de revista
  2. Comunicado de prensa de la Universidad de Gotemburgo
  3. Enfermedades del corazón: causas de un ataque cardíaco
  4. 15 formas naturales de reducir la presión arterial
  5. Estudio animal de colesterol prueba vacuna para reducir el colesterol LDL
  6. Ejercicio anaeróbico: beneficios, cómo funciona y ejemplos
  7. Salud mental y la pandemia: problemas y soluciones

Aviso legal: El contenido proporcionado aquí es solo para fines informativos y no debe ser utilizado como sustituto de consejo médico profesional. Siempre consulta con un profesional de la salud respecto a tus preocupaciones de salud específicas.

Recuerda, ¡el conocimiento es poder! Comparte este artículo con tus compañeros noctámbulos y ayúdalos a tomar el control de su salud cardíaca también. 💙

Lee este artículo en 3Health.com y síguenos en Facebook y Twitter para obtener más consejos e información sobre salud.