Las alternativas de leche no siempre son equiparables a la leche

No todas las alternativas de leche son iguales

Si estás bebiendo leche de soja, avena o almendra, es posible que no estés obteniendo los mismos nutrientes que obtendrías con un vaso de leche de vaca.

Un nuevo análisis de más de 200 alternativas de leche a base de plantas encontró que pocas contienen el calcio, la vitamina D y la proteína que se pueden encontrar en la leche de vaca.

Solo el 12% de los productos de leche alternativa estudiados tenían cantidades comparables o mayores de los tres nutrientes, según mostró el estudio de la Universidad de Minnesota.

“Nuestros resultados proporcionan evidencia de que muchas alternativas de leche a base de plantas no son nutricionalmente equivalentes a la leche de vaca”, dijo Abigail Johnson, directora asociada del Centro de Coordinación de Nutrición de Salud Pública de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota. “Según estos hallazgos, los consumidores deben buscar productos alternativos de leche a base de plantas que incluyan calcio y vitamina D como ingredientes. También pueden considerar agregar otras fuentes de calcio y vitamina D a su dieta”.

Tanto el calcio como la vitamina D fueron identificados en las Pautas Dietéticas para los Estadounidenses 2020-2025 como nutrientes de preocupación para la salud pública debido a su subconsumo.

“Sabemos a través de nuestras evaluaciones dietéticas para estudios de nutrición que los consumidores están eligiendo más alternativas de leche a base de plantas”, dijo Johnson en un comunicado de prensa de la Sociedad Estadounidense de Nutrición.

El estudio tuvo como objetivo aumentar el número de alternativas de leche disponibles en la base de datos del Centro de Coordinación de Nutrición, que cuenta con aproximadamente 19,000 alimentos.

Los investigadores utilizaron información nutricional e de ingredientes de etiquetas de 233 productos de leche a base de plantas de 23 fabricantes.

Aplicaron un programa de cálculo de nutrientes para estimar información completa sobre los nutrientes y luego compararon el contenido nutricional de diferentes productos dentro de una categoría entre sí y con la leche de vaca.

Según el estudio, solo 28 alternativas a base de plantas tenían cantidades similares o mayores de calcio, vitamina D y proteína que la leche de vaca.

Casi dos tercios de los productos estudiados estaban hechos de almendras, avena o soja.

Aproximadamente 170 de las alternativas de leche a base de plantas estaban fortificadas con calcio y vitamina D. Ese nivel de fortificación tendía a ser similar a la leche de vaca.

Esto incluyó al 76% de los productos a base de avena, al 69% de las leches a base de soja y al 66% de las alternativas a base de almendras, encontraron los investigadores.

El contenido medio de proteínas era de 2 gramos de proteína por 240 mililitros de líquido, con un rango de 0 a 12 gramos. (La mediana significa que la mitad tenía más proteínas y la mitad menos).

En total, el 16% de las alternativas de leche estudiadas tenían un nivel de proteínas mayor o igual a los 8 gramos por 240 mililitros que se encuentra en la leche de vaca. Las leches hechas de soja o guisantes tenían más probabilidades de tener más proteínas, según los investigadores.

“Nuestros hallazgos señalan la necesidad de asegurarse de que los consumidores sean conscientes de que muchos productos alternativos de leche a base de plantas en el mercado actual no son nutricionalmente equivalentes a la leche de vaca”, dijo Johnson. “Los requisitos de etiquetado de productos y las recomendaciones dietéticas para el público son enfoques que pueden ser útiles para alertar y educar a los consumidores”.

La Asociación de Alimentos a Base de Plantas no respondió a una solicitud de comentarios sobre los hallazgos.

Ahora los investigadores planean comparar otros nutrientes entre la leche de vaca y las leches a base de plantas, como la fibra.

Johnson presentó los hallazgos el lunes en una reunión de la Sociedad Estadounidense de Nutrición, en Boston. Los hallazgos presentados en reuniones médicas deben considerarse preliminares hasta que se publiquen en una revista revisada por pares.

FUENTE: Sociedad Estadounidense de Nutrición, comunicado de prensa, 24 de julio de 2023

Por Cara Murez, reportera de HealthDay

PREGUNTA