Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) vinculado a problemas de memoria y pensamiento en la mediana edad.

El SOP puede estar asociado con problemas cognitivos en la mediana edad.

Mujer con cabello largo y gris Fuente de la imagen: Medical News Today

El síndrome de ovario poliquístico (SOP) es un trastorno hormonal crónico que puede tener un impacto significativo en múltiples aspectos de la salud. Investigaciones previas han indicado que las personas con SOP tienen un mayor riesgo de diversas enfermedades, incluyendo la diabetes tipo 2, el cáncer de endometrio y la hipertensión. Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de California, San Francisco, ha encontrado que las personas con SOP también pueden ser más susceptibles a problemas de memoria y pensamiento en la mediana edad.

El SOP: Más que una preocupación para la salud reproductiva

Se estima que el SOP afecta a 116 millones de mujeres en todo el mundo, afectando su sistema reproductivo y niveles hormonales[^1^]. Los síntomas del SOP incluyen períodos irregulares o ausentes, acné, ovarios agrandados, vello corporal excesivo e infertilidad. Investigaciones anteriores han demostrado que las personas con SOP tienen predisposición a una serie de enfermedades, como la diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas, apnea del sueño obstructiva, enfermedad hepática, depresión y cáncer de endometrio[^2^].

El último estudio, publicado en Neurology, la revista médica de la Academia Americana de Neurología, se suma a esta creciente lista al sugerir una relación entre el SOP y el deterioro cognitivo en la mediana edad.

¿El SOP afecta la salud cerebral?

Según la Dra. Heather G. Huddleston, autora principal del estudio y profesora en la Universidad de California, San Francisco, el impacto del SOP en la salud cerebral se investigó debido a la conocida conexión entre el SOP y las diferencias en las hormonas reproductivas y la salud metabólica, particularmente la resistencia a la insulina[^3^].

Aunque las personas con SOP suelen tener niveles elevados de hormonas andrógenas, como la testosterona, y niveles bajos de progesterona, investigaciones previas sugieren que los niveles excesivos de andrógenos pueden tener efectos neurotóxicos, mientras que los niveles reducidos de progesterona pueden limitar los efectos neuroprotectores[^4^].

Resultados alarmantes de pruebas cognitivas

La investigación involucró a 907 participantes femeninas de entre 18 y 30 años al comienzo del estudio, a quienes se les hizo un seguimiento durante 30 años. Al final del período de estudio, todas las participantes se sometieron a pruebas para medir la memoria, el aprendizaje verbal, el control cognitivo, la velocidad de procesamiento y la atención. De los participantes totales, 66 habían sido diagnosticados con SOP[^3^].

Los resultados revelaron que aquellas con SOP obtuvieron puntuaciones más bajas en tres de las cinco pruebas cognitivas, especialmente en memoria, atención y habilidades verbales. Específicamente, las participantes con SOP obtuvieron una puntuación de atención promedio aproximadamente un 11% más baja que aquellas sin la condición[^3^].

La Dra. Huddleston expresó sorpresa ante estas diferencias, dado que las participantes del estudio eran relativamente jóvenes. Sin embargo, enfatizó la necesidad de investigaciones adicionales para determinar si y cuándo comienzan a surgir las diferencias en la cognición[^5^].

Integridad de la materia blanca en el SOP

Para validar sus hallazgos, el equipo de investigación llevó a cabo un estudio más pequeño en el que participaron 291 personas que recibieron escáneres cerebrales de resonancia magnética en los años 25 y 30 del estudio más grande. De este grupo más pequeño, 25 individuos tenían SOP[^5^].

Los escáneres de resonancia magnética examinaron la integridad de las vías de materia blanca en el cerebro, que desempeñan un papel crucial en el procesamiento de información y la conexión entre diferentes regiones cerebrales responsables del aprendizaje, el equilibrio, el enfoque y la resolución de problemas[^6^]. Se encontró que las participantes con SOP tenían una menor integridad de la materia blanca en comparación con aquellas sin la condición, lo que indica posibles signos tempranos de cambios cerebrales asociados con el envejecimiento[^5^].

Cambios en el estilo de vida para mitigar los riesgos del SOP

A medida que aumenta la conciencia sobre la relación entre el SOP y la salud cerebral, se vuelve cada vez más importante que los profesionales médicos discutan los posibles efectos cognitivos con las personas diagnosticadas con SOP. El Dr. Huddleston sugiere que la actividad física, que tiene efectos protectores conocidos en el cerebro y contrarresta el deterioro cognitivo acelerado asociado con la edad, debería ser una práctica recomendada para las personas con SOP[^7^].

Además, manejar los factores de riesgo cardiovascular, como la dislipidemia, la hipertensión y la diabetes, es crucial para mitigar los riesgos asociados con el SOP. El Dr. Huddleston enfatiza la importancia de brindar atención integral e informada a las mujeres con SOP para abordar estas condiciones de manera efectiva[^7^].

Adoptando un enfoque multidimensional para el tratamiento del SOP

El Dr. Michael Krychman, un ginecólogo obstetra certificado y director médico de los Servicios de Salud de la Mujer en el Centro Médico MemorialCare Saddleback en Laguna Hills, California, confirma aún más las conexiones entre el SOP y diversas condiciones de salud metabólica. El Dr. Krychman sugiere que el paradigma de tratamiento para el SOP no solo debe centrarse en el equilibrio hormonal, el cabello y el acné, sino que también debe incorporar la prevención primaria del deterioro cognitivo[^8^].

Un enfoque multidimensional para la salud cerebral incluye participar en actividades de enriquecimiento cognitivo como jugar juegos, leer libros y entrenamiento de la memoria, además de mantener un estilo de vida activo, limitar el consumo de alcohol, seguir una dieta saludable y controlar problemas cardiometabólicos, el nivel de azúcar y los niveles de colesterol[^8^].

Para salvaguardar la salud cerebral, es esencial adoptar un plan de tratamiento integral que aborde los aspectos bio-psico-sociales del SOP.

Preguntas Frecuentes

P: ¿Existen medidas preventivas que las personas con SOP pueden tomar para reducir el riesgo de deterioro cognitivo?

R: Participar en actividad física regular ha demostrado tener efectos protectores importantes en el cerebro y puede ayudar a mitigar el deterioro cognitivo. También es crucial manejar los factores de riesgo cardiovascular como la dislipidemia, la hipertensión y la diabetes. Además, las actividades de enriquecimiento cognitivo como jugar juegos, leer libros y participar en entrenamiento de la memoria pueden ayudar a preservar la función mental.

P: ¿El SOP afecta de manera diferente a hombres y mujeres?

R: El SOP afecta principalmente a las personas asignadas como mujeres al nacer. Si bien es menos común, el SOP también puede ocurrir en hombres transgénero e individuos no binarios. Sin embargo, se necesita más investigación para comprender el impacto específico del SOP en estas poblaciones.

P: ¿Cuáles son las opciones de tratamiento actuales para el SOP?

R: El tratamiento para el SOP generalmente involucra una combinación de cambios en el estilo de vida, como ejercicio regular y una dieta balanceada, y medicamentos para abordar síntomas específicos o desequilibrios hormonales subyacentes. Los anticonceptivos, medicamentos antiandrógenos y medicamentos sensibilizadores de la insulina se recetan con frecuencia para controlar los síntomas relacionados con el SOP.

P: ¿El SOP puede llevar a otras enfermedades graves?

A: Sí, las personas con SOP tienen un mayor riesgo de desarrollar diversas condiciones, como diabetes tipo 2, enfermedad cardíaca, cáncer de endometrio y depresión. Los chequeos médicos regulares y la adhesión a un plan de tratamiento integral pueden ayudar a minimizar estos riesgos.

P: ¿Qué investigación adicional se necesita sobre este tema?

A: Si bien el estudio reciente arroja luz sobre la relación entre el SOP y el deterioro cognitivo, se necesita más investigación para comprender completamente los mecanismos detrás de esta asociación e identificar estrategias preventivas efectivas. Estudios longitudinales que examinen la cognición en mujeres con SOP en diferentes etapas de la vida también proporcionarían información valiosa sobre la progresión del deterioro cognitivo y las intervenciones potenciales.

Para obtener más información sobre el SOP y su impacto en la salud cognitiva, puedes consultar las siguientes fuentes:

Siéntete libre de compartir este artículo en tus plataformas de redes sociales favoritas y participar en discusiones con otros que puedan tener información o experiencias personales relacionadas con el SOP. Juntos, podemos crear conciencia sobre el impacto potencial del SOP en la salud cognitiva y brindar apoyo a los afectados.