La apnea del sueño disminuye el oxígeno en la sangre, aumentando los riesgos para el corazón.

Sleep apnea reduces blood oxygen, increasing heart risks.

La apnea del sueño puede aumentar el riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular, ya que la respiración irregular hace que los niveles de oxígeno disminuyan, según una nueva investigación.

“Estos hallazgos ayudarán a caracterizar mejor las versiones de alto riesgo de la apnea del sueño obstructiva”, dijo el coautor Ali Azarbarzin, director del Grupo de Investigación de Resultados de Salud de la Apnea del Sueño en el Brigham and Women’s Hospital y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston. “Creemos que incluir una versión de alto riesgo de la apnea del sueño obstructiva en un ensayo clínico aleatorizado mostraría, con suerte, que el tratamiento de la apnea del sueño podría ayudar a prevenir futuros resultados cardiovasculares”.

Para el estudio, su equipo recopiló datos de más de 4,500 adultos de mediana edad y mayores que formaban parte de dos estudios de investigación, uno sobre fracturas en hombres y otro sobre aterosclerosis (endurecimiento de las arterias) que incluía tanto a hombres como a mujeres.

Por cada disminución en el nivel de oxígeno en la sangre entre los hombres en el estudio de fracturas, el riesgo de un evento cardiovascular aumentó un 45%. Entre los participantes en el estudio de aterosclerosis, el riesgo aumentó un 13%, encontraron los investigadores.

La obstrucción de las vías respiratorias representó el 38% del riesgo observado en el primer estudio y el 12% en el otro. También se observaron hallazgos similares en relación con la muerte prematura.

Los investigadores señalaron que la caída de los niveles de oxígeno se debió principalmente a la obstrucción de las vías respiratorias y no a otros factores, como la obesidad o la función pulmonar reducida.

“Eso es algo que hace que esta métrica sea específica de la apnea del sueño”, dijo el autor principal, el Dr. Gonzalo Labarca, instructor de medicina en el Brigham and Women’s Hospital y la Escuela de Medicina de Harvard. “Las conexiones están menos explicadas por la obesidad u otro factor”.

Marishka Brown, directora del Centro Nacional de Investigación de Trastornos del Sueño, dijo que comprender estos mecanismos podría cambiar la forma en que se diseñan los ensayos clínicos de la apnea del sueño y lo que se mide en la práctica clínica.

Los hallazgos se publicaron el 26 de julio en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

FUENTE: Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de EE. UU., comunicado de prensa, 26 de julio de 2023