Las vacunas contra el herpes zóster y la neumonía también pueden reducir el riesgo de Alzheimer

Vacunas contra herpes zóster y neumonía pueden reducir riesgo de Alzheimer.

Investigaciones recientes revelan que ciertas vacunas para adultos, incluyendo las vacunas contra el herpes zóster y la neumonía, también pueden ayudar a los adultos mayores a combatir la enfermedad de Alzheimer.

De acuerdo con investigadores del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston, la vacunación previa con la vacuna contra el herpes zóster, la vacuna contra el neumococo o la vacuna contra el tétanos y la difteria, ya sea con o sin una vacuna contra la tos ferina agregada, se asocia con un 25% a 30% de reducción en el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

Este estudio sigue a otro publicado el año pasado en el que los investigadores encontraron que los adultos que recibieron al menos una vacuna contra la gripe tenían un 40% menos de probabilidades que sus pares no vacunados de desarrollar la enfermedad de Alzheimer.

“Nos preguntábamos si el hallazgo de la influenza era específico de la vacuna contra la gripe. Estos datos revelaron que varias vacunas adicionales para adultos también se asociaron con una reducción en el riesgo de Alzheimer”, dijo el autor principal, el Dr. Paul Schulz, profesor de neurología de la Escuela de Medicina McGovern de UTHealth Houston.

“Nosotros y otros hipotetizamos que el sistema inmunológico es responsable de causar disfunción de las células cerebrales en el Alzheimer. Los hallazgos nos sugieren que la vacunación está teniendo un efecto más general en el sistema inmunológico que está reduciendo el riesgo de desarrollar Alzheimer”, agregó Schulz en un comunicado de prensa de la Universidad de Texas.

Para el estudio, los investigadores evaluaron los registros médicos de 1.6 millones de pacientes que recibieron o no recibieron las vacunas de rutina recomendadas para adultos. Los pacientes no tenían demencia durante un período de revisión de dos años y tenían al menos 65 años al comienzo del período de seguimiento de ocho años.

Según la investigación, las personas que recibieron la vacuna Tdap/Td para protegerse contra el tétanos y la difteria tenían un 30% menos de probabilidades que sus pares no vacunados de desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Aproximadamente el 7% de los pacientes vacunados desarrollaron Alzheimer en comparación con el 10% de los pacientes no vacunados.

La vacuna contra el herpes zóster se asoció con un 25% de reducción en el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer (8% de los pacientes vacunados frente al 11% de los pacientes no vacunados). La vacuna antineumocócica se asoció con un 27% menos de riesgo de desarrollar la enfermedad (8% de los pacientes vacunados frente al 11% de los pacientes no vacunados).

En comparación, el equipo de investigación señaló que tres nuevos anticuerpos anti-amiloide utilizados para tratar el Alzheimer ralentizan la progresión de la enfermedad en un 25%, 27% y 35% respectivamente.

“Hipotetizamos que el menor riesgo de enfermedad de Alzheimer asociado con las vacunas se debe probablemente a una combinación de mecanismos”, dijo el autor del estudio, el Dr. Avram Bukhbinder, reciente exalumno de la escuela de medicina y ahora en el Hospital General de Massachusetts en Boston.

“Las vacunas pueden cambiar cómo responde el sistema inmunológico a la acumulación de proteínas tóxicas que contribuyen a la enfermedad de Alzheimer, por ejemplo, mejorando la eficiencia de las células inmunológicas para eliminar las proteínas tóxicas o ‘afinando’ la respuesta inmunológica a estas proteínas para reducir el ‘daño colateral’ a las células cerebrales sanas cercanas”, dijo. “Por supuesto, estas vacunas también protegen contra infecciones como el herpes zóster, que pueden contribuir a la neuroinflamación”.

Los investigadores destacaron la importancia de que los pacientes tengan acceso fácil a las vacunas para adultos de rutina.

Los hallazgos del estudio fueron publicados recientemente en línea en el Journal of Alzheimer’s Disease.

FUENTE: Comunicado de prensa de la Universidad de Texas en Houston, 16 de agosto de 2023

PRESENTACIÓN DE DIAPOSITIVAS